Show form My title page contents 2. Click Verify below.

Ho'oponopono y tu niño Interior por Bela Agudelo

“La mejor relación interpersonal que debes tener es tu relación con tu niño interior

— Dr. Hew Len

El doctor Hew Len, alguna vez dijo “la mejor relación interpersonal que debes tener es tu relación con tu niño interior”

Y QUIÉN ES ÉL/ELLA? 

Hew Len y Morrnah Simeona, nos enseñaron todo el tiempo las tres partes del ser, que determinan nuestra propia identidad, la identidad del ser, como parte de la tradición hawaiana y que son nuestra familia interior. El Unihipili (niño/subconsciente), Uhane (Madre/consciente), y Aumakua (Padre/supra consciente).  Al igual que en psicología, la mente se compone de: consciente, supra consciente y subconsciente. Cuando esta familia interior está alineada, logramos la conexión con la divinidad y podemos fluir, progresar y vivir en unidad.

El subconsciente o Unihipili, es nuestro niño/niña interior, es quienposee la llave maestra, pues almacena todas nuestras memorias, la información de nuestra conciencia individual, y de la conciencia colectiva; de esta y otras vidas y lo único que desea es nuestra felicidad.

Estas memorias son grabaciones que provienen de la educación, la cultura y la religión; los conceptos y patrones ancestrales, mandatos y normas que enmarcaron siempre nuestro comportamiento, nuestras actitudes y nuestras respuestas frente a la vida.

Cuales memorias estas listo a liberar ?

Él está allí a tu lado, aunque tú nunca lo notes; cuando ríes, cuando lloras, cuando eres feliz. Él sabe de tus sueños, tus alegrías y tus realizaciones.  Te ama y como cualquier niño espera le prestes atención en algún momento; espera que lo mires a los ojos, le hables, y escuches lo que él tiene que decir. Como todo niño necesita sentirse, amado, valorado y protegido.  Todas nuestras memorias y los recuerdos que activan nuestras emociones y reacciones están con él; también sabe de nuestros miedos, depresiones y, ansiedades y de todo aquello que nos limita y no nos permite alcanzar la felicidad.

 ¿Cuándo lo perdimos o lo dejamos atrás?

Al volvernos adultos asumimos el rol que la vida nos marco, empezamos a ser grandes, serios y se nos enseño a dejar de ser niños y a madurar.  Al asumir nuestro comportamiento adulto, olvidamos reír, jugar saltar, y no volvimos a escucharlo, o a compartir con él.  Nos olvidamos que existe, que era quién nos ayudaba en los juegos, con quien hablábamos y compartíamos cuando estábamos solos en el cuarto.  Lo abandonamos.

Con la práctica del ho’oponopono, podemos recobrar la reconexión con el niño interior, sanar nuestras emociones, a través del perdón, el amor, y la reconciliación, para lograr la alineación con la Divinidad.  Al limpiar y borrar todas nuestras memorias negativas, alcanzamos el equilibrio y nuestra auto identidad.

Este es un proceso de reconciliación contigo mismo, con tu niño interior y con el ser único e irrepetible que tú eres.

Todo está dentro de nosotros, no hay nada allá afuera.

Bela Agudelo

 

Para más información sobre cómo participar en los exclusivos eventos de transformación vital de Fahad, haz clic aquí: